Seguir por email

lunes, 22 de abril de 2013

5º El principio de ritmo

«Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.»

“Este principio encierra la verdad de que todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta; un flujo y reflujo, una oscilación de péndulo entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de polaridad”.






COMENTARIO:
Existirán momentos donde estés feliz, y otros donde sea la tristeza lo que te invade. Un día te sentirás valiente lanzándote a por tu leyenda y en cambio otro buscarás tu protección y no avanzar.
También se puede resumir con imágenes muy claras: el péndulo, el ir y venir de las olas...
En toda la existencia se producen altos y bajos, idas y venidas, triunfos y derrotas, y es ley natural de compensación.
Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. 
Esta ley rige para todo; soles, mundos, animales, mente, energía, materia. 
Esta ley lo mismo se manifiesta en la creación como en la destrucción de los mundos, en el progreso como en la decadencia de las naciones, en la vida, en las cosas todas, y, finalmente, en los estados mentales del ser humano.  

viernes, 12 de abril de 2013

4º El principio de polaridad


«Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.»
 “Este principio encierra la verdad de que todo es dual; todo tiene dos polos; todo su par de opuestos, afirmaciones que son de otros tantos axiomas herméticos. Explica y dilucida las antiguas paradojas que han dejado perplejos a tantísimos investigadores, y que literalmente decían: «La tesis y la antítesis son idénticas en naturaleza, difiriendo sólo en grado»; «los opuestos son idénticos en realidad, diferenciándose en su gradación»; «los pares de opuestos pueden conciliarse, los extremos se tocan»; «todo es y no es al mismo tiempo», «toda verdad no es sino media verdad»; «toda verdad es medio falsa», etc.”



COMENTARIO:
El calor y el frío, aunque opuestos, son realmente la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados de aquella. Mirad un termómetro y tratad de averiguar donde empieza el calor y donde termina el frío. No hay nada que sea calor absoluto en realidad, indicando simplemente ambos términos, frío y calor, diversos grados de la misma cosa, y que ésta se manifiesta en esos opuestos no es más que los polos de eso que se llama temperatura.

El valor y el miedo son la misma energía en diferente grado, lo que deberemos aprender es no permanecer en  los extremos. No es bueno tener mucho miedo (un extremo) y tampoco lo será ser “demasiado valeroso” (el cementerio está lleno de valientes dice el refrán).
Por tanto y aunque debamos ir a los extremos, lo importante es una vez conocidos buscar el equilibrio. La vida no podemos vivirla solo como negros o blancos…hay grises.

martes, 9 de abril de 2013

3º El principio de vibración



«Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.»
 “Este principio encierra la verdad de que todo está en movimiento, de que nada permanece inmóvil, cosas ambas que confirma por su parte la ciencia moderna, y cada nuevo descubrimiento lo verifica y comprueba. Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son sino el resultado de los varios estados vibratorios.”


Todo está vivo, desde una piedra (sus electrones se mueven) hasta la luz ( la vibración es mucho más rápida) Todo es cuestión de la velocidad de esa vibración. Si cuidamos a nuestro cuerpo de manera sana, nuestra vibración mejorará y tenderemos a ser felices y vivir mejor. Si en cambio nuestros pensamientos, alimentación o emociones no son las adecuadas, nuestra vibración cae como la de una piedra haciendose mas densa, con lo cual empezamos a atraer cosas con la misma vibración (personas, objetos y situaciones que no nos gustarán)

Esta ley también me lleva a pensar que es un poco inútil el buscar la seguridad (que es anclarse en un momento que nos gusta esperando que todo siga igual) ya que al estar todo en continuo cambio, no tiene mucho sentido, será bastante más interesante el ser capaces de adaptarnos a lo que la vida nos proponga en cada momento, siempre en linea con nuestros valores e ideales.