Seguir por email

domingo, 23 de enero de 2011

CONFÍA EN TU CUERPO PARA RECUPERAR LA SALUD: CURAR UNA GRIPE EN UNAS HORAS


Me apetece compartir esta pequeña historia para que veáis como todas las cosas que vamos aprendiendo se pueden aplicar a l vida real.
El periodo del frío en Soria es intenso, a partir de noviembre hasta bien entrado marzo, es frecuente que la gente "se regale" una gripe.
En esta ocasión no me meteré en porque mi cuerpo se desequilibró, pero si os contaré como lo equilibre en unas horas..
Son las dos de la tarde y me siento un poco extraño, intuyo que mi cuerpo me habla y me necesita. Por ello decido comenzar una dieta blanda.
Las 8 de la tarde, comienzo a tener calambres y dolores articulares. La nariz me moquea y siento un ligero dolor de cabeza (como si la tuviera llena de líquido)
Aun así decido ir a entrenar a voleibol con mi equipo, al acabar las dos horas de deporte, las sensaciones se agudizan un poco más.
Llego a casa, son las 11 de la noche y voy a sacar a mi precioso golden, mientras le doy un paseo por las frías y desiertas calles de la urbanización donde vivo, soy ya totalmente consciente de que mi cuerpo no está en su equilibrio mas eficiente (en ningún momento me digo estoy enfermo)
Recuerdo que varios compañeros de trabajo y niños a los que doy clase han tenido hace poco gripe, y la misma les ha dejado varios días fuera de combate.
En casa me pongo el termómetro y la temperatura marca 38º, unas décimas de fiebre me indican que mi organismo está haciendo su trabajo.
Me voy a dormir, me cuesta bastante, siento mucho calor y no logro conciliar el sueño, son las 3 de la madrugada, y decido hacerme a mi mismo un reiki, mano e santo, me quedo dormido bastante rápido.
Me despierto a las 9 de la mañana, me encuentro perfectamente, no hay mocos, no hay dolor de cabeza, no existen dolores articulares, es como si en el día de ayer no hubiera pasado nada destacable en mi organismo. Paso todo el día atendiendo mis obligaciones y mis devociones, la salud y el equilibrio de mi cuerpo vuelven a brillar.
¿Pero, que hice realmente para no necesitar tanto tiempo como otros compañeros que tenía a mi lado para recuperarse?
1- Ser consciente lo antes posible de que el cuerpo me envía señales (ese cierto me siento raro) de que necesita un poco de mi ayuda para restablecer su equilibrio mas eficiente
2- Saber que el mejor médico posible es mi sistema inmunológico, así que le facilito el poder trabajar, mediante:
                     a) Dieta adecuada
                     b) No tomar medicamentos
                     c) Reiki
                     d) Pensamiento positivo
                     e) Ejercicio de relajación y visualización
                     f) Control en la forma de hablar
3- Agradecer a mi organismo su rápida recuperación de la salud
EXPLIQUEMOS ESTOS PUNTOS UN POCO MEJOR
1- Ser consciente lo antes posible de que el cuerpo me envía señales
   Hay que darse cuenta de cuando el cuerpo nos pide ayuda a través de sensaciones físicas, es fácil darse cuenta de cuando no tenemos nuestras sensaciones habitulaes, un poco de atención sin ser hipocondríacos será suficiente
2- Saber que el mejor médico posible es mi sistema inmunológico, así que le facilito el poder trabajar
  No nos puede quedar duda de que el organismo se sana a si mismo, medicación, dieta, y todo lo que queráis usar, tan solo facilitan al sistema inmunológico hacer su trabajo
a) Dieta adecuada
    Estamos en un punto fundamental, si no intoxicamos al cuerpo con alimentos inncesarios y le damos nutrientes que faciliten la sanación, tendremos mucho camino recorrido. En mi caso, desayune leche vegetal de almendras con muesli, a la hora de comer, atendiendo a los primeros indicios, tomé solamente un vaso de zumo de apio (natural pasado por la licuadora, que por cierto es un gran invento). Para cenar, tome un zumo compuesto de 1/4 de remolacha roja natural, 2 zanahorias y un limón (de nuevo todo a la licuadora). Lo único que añadí a la dieta del día fue solo agua. Al día siguiente por si acaso desayuné un te de 3 años, al mediodía te verde y para comer solo arroz integral biológico. En generla si os dais cuenta lo interesante es ingerir solo líquidos que vengan de zumos naturales en la licuadora (nunca los embasados, ni procesados)
b) No tomar medicamentos
    Esté será uno de los puntos que siempre crea mayores críticas a mis métodos, pero bueno es mi punto de vista. Para este caso para esta gripe, cualquier cosa que tome no me curara, simplemente enmascarará los síntomas. Esos síntomas son el reflejo que me dicen que tal marcho, y para mi son un indicador muy interesante. No quiero decir con esto que en otras faltas de salud no sean necesario ojo. Pero para una gripe, por mucho que se llamen curagripal y salgan en la tele haciéndonos ver que si lo tomas podrás ir luego a jugar a fútbol tranquilamente....creo que no son efectivos.
c) Reiki
    Hay muchas terapias energéticas, el reiki ayuda a que la energía entre en nosotros, esa energía que entra en nuestro organismo ya sabe lo que tiene que hacer, solo hace falta realizar el protocolo y dejar actuar.
e) Ejercicio de relajación y visualización
    Realicé como casi todos los días una relajación (esto hace que el sistema inmunológico sea mas efectivo). En estado de relajación, hice un ejercicio de visualización para fortalecer a todas las células defensivas de mi cuerpo, en esencia imagino como son de poderosas y se hacen con el control de la situación.
d) Pensamiento positivo
    Durante casi todo el día me iba forzando a pensar yo soy salud, mi cuero es salud y este es mi estado natural.
f) Control en la forma de hablar
    En ningún momento hablé de enfermedad (lo que piensas o hablas lo atraes). Al principio puede parecer un poco difícil pero con un poco de práctica os daréis cuenta de que si pensais y hablais de vuestras meta en manera positiva, todo el proceso para conseguir cualquier cosa es mucho más placentero
3- Agradecer a mi organismo su rápida recuperación de la salud
  El agradecimiento es una deuda del alma, ser agradecidos con nuestro cuerpo, nos proporciona un diálogo con el que acabará en mayor confianza en sus capacidades, por ello cuando volvamos a necesitar de sus servicios de sanación, será mas fácil el mantener pensamientos y palabras que favorezcan que haga su trabajo de la manera mas eficiente. ¡¡¡Es genial tener una total confianza en ti mismo para abordar cualquier falta de salud!!!
Ahora el trabajo que me toca es mirar hacia atrás e intuir porque el cuerpo se desequilibró. Todo este proceso tiene dos partes, una de recuperar totalmente la salud y otra de pensar en el porque la perdimos, lo que implica revisar tu actividad física (nutrición, ejercicio, nivel de estrés...), tipo de pensamientos (son agradables, o agresivos...), tipo de emociones (últimamente soy feliz, me encuentro triste...), tus relaciones sociales (me siento querido , escuchado...), tu espiritualidad ( que espero de la vida, que tal está mi ilusión por vivir...).
Es un trabajo que puede costar un poco al principio, pero es fácil cogerle el gusto, y de este modo ser tu mismo el dueño de tu vida
David