Seguir por email

martes, 13 de noviembre de 2012

UNA FORMA DE HABLAR CON LA VIDA

Quiero compartir contigo dos oraciones, o mas bien una forma de hablar con el universo, para mi es la forma de pedir y generar  mi realidad espero que ambas oraciones te iluminen


Este es el estilo de comunicación que me gusta tener con "la vida"


"Que yo rece no para ser preservado de los peligros, sino para encararlos de frente.

Que yo no pida de ninguna manera el apaciguar de mi sufrimiento, sino el coraje necesario para superarlo.

Que yo no cuente de manera alguna con los atajos en el campo de batalla de la vida, sino con mi propia fuerza.

Que yo no implore de manera alguna con miedo a ser salvado, sino que tenga fe en la paciencia para conquistar mi libertad.

Concédeme no ser ingrato, sabiendo que a tu sabiduría debo mis éxitos

Pero si sucumbo,por favor, que tu mano me socorra"



Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor. 

Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón. 
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión. 
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad. 
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe. 
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza. 
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz. 
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría. 



Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, 
ser comprendido, cuanto comprender, 
ser amado, cuanto amar. 



Porque es dándose como se recibe, 
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo, 
es perdonando, como se es perdonado, 
es muriendo como se resucita a la vida eterna.




sábado, 10 de noviembre de 2012

¿Aprendes por aspiración o por desesperación?

Aunque lo intuía hace tiempo, ahora ya puedo asegurar que aprendemos de dos formas principales:
Por aspiración, o lo que es lo mismo, por metas e ilusiones que nos apasionan
Por desesperación, hay un acontecimiento traumático en nuestra vida ya sea porque nos pasa directamente o de una manera cercana que nos mueve al cambio.

Esto es algo que si recuerdas siempre nos han comentado nuestros profes, padres y abus "Puedes aprender por las buenas o por las malas"

Creo que aprender por las buenas implica dejar muchas cosas para ir hacia lo que realmente nos pide el corazón, pero esto claro, implica tener mucha valentía, y aquí normalmente siempre encontramos algún argumento que nos autoexcusa de ir a por nuestros sueños.

Aprender por desesperación "por las malas" implica bastante mas sufrimiento, pero el meneo que nos mete la vida es una ayuda de un valor  inestimable, ya que nos impulsa a mirar dentro de cada uno, a revisar nuestra escala de valores y a relativizar las cosas que cada día nos suceden.

Sería fantástico como decía Coelho tener claras nuestras metas y pasiones,e ir hacia ellas para que todo el universo conspirara a nuestro favor.

Pero hoy voy a hablarte de el otro camino, del de la tormenta. En algunos casos la misma la propicia la enfermedad y la posibilidad de perder la vida o funciones vitales del cuerpo, lo que es un gran aporte para revisar que queremos obtener de nuestro paso por el planeta tierra.
En otras ocasiones la tormenta la produce la posibilidad de perder algo a lo que estamos apegados, puede ser el trabajo, un familiar, una persona querida, quizá una mascota...


La verdad es que las formas que tiene la tormenta de encontrarnos son innumerables, eso si, dependen de que es lo que más afecta a cada uno. Quiero decir con esta última idea, que la vida nos busca donde sabe que nos va a encontrar.A algunos les deja en la ruina porque sabe que eso le moverá, pero esa misma situación no producirá el mismo efecto en otras personas que requerirán de otro tipo de "meneo".

Estoy convencido de que todo el mundo tiene un gran tormenta al menos una vez en la vida( de que tendrás tormentillas no creo que tenga que convencerte), espero que sepas aprovecharla para bien cuando te toque a ti.

No decaigas en la adversidad, ya que después de la tormenta siempre viene la calma, una calma que si sabes valorar, dejará tu vida en una situación mucho mejor que antes del aprendizaje por desesperación.

Y recuerda también puedes aprender por aspiración, entonces la gran tormenta ya no será necesaria.


viernes, 9 de noviembre de 2012

¿ESTAS SEGURO DE QUE NECESITAS VER LAS NOTICIAS TODOS LOS DÍAS?



Hace ya tiempo que decidí informarme lo menos posible a través de telediarios (no lo veo prácticamente nunca) y prensa. Esta decisión ha resultado ser un fantástico acierto, ¿Porqué?. Por que hoy que tenía algo de tiempo libre me he puesto a leer el periódico, una sucesión de noticias de guerras, crisis, muerte destrucción, desahucios...me ha provocado una ansiedad que me ha costado quitarme unos minutos.
Este mal ratillo, me ha hecho corroborar que cada día dejo de sumar por este motivo factores estresantes que la verdad no necesito al elegir lo que quiero que entre en mi cabeza.

Cada vez que vemos o escuchamos noticias de este tipo nos estresamos, con todas las reacciones mentales y físicas que esto conlleva (bajada de defensas, se cierra el estómago, se tensan los músculos,sentimos miedo, ira ,frustración ...) Cada día nos regalamos una dosis venenosa de todas estas sensaciones, y todo por querer enterarnos cada pocas horas de lo supuestamente mal que está el mundo (a mi personalmente me parece que el mundo cada vez está mejor para que nos demos cuenta definitivamente de que debemos entrar dentro de nosotros mismos para ver que le queremos pedir a la vida)

Mi consejo de hoy es que dejes de ver el telediario (, o mejor aun convierte la comida en una acto social donde te puedas enterar de como va la vida de la gente que quieres, si estas solo hay muchas series de risa...), que escuches en la radio música o programas como pensamiento positivo (ABC.radio) y que pases de la prensa o webs que te produzcan estrés.

Superada la ansiedad de los primeros días en los que creerás que estar desinformado te aleja del mundo, descubrirás lo fantástico que resulta elegir vivir con paz y lo que esto conlleva (ganas de disfrutar de la gente,  ganas de sonreír al que te cruzas, optimismo para el futuro, cuerpo más sano, pensamientos más felices, atención enfocada en lo que quieres y no en lo que no deseas....)

De ti depende lo que quieres pensar y sentir.

domingo, 4 de noviembre de 2012

LA GENTE MEDITA...PERO NO LO SABE!!!

Como buen soriano he realizado ya alguna escapada al monte a coger setas.
Mi tierra es un auténtico paraíso de boletus y níscalos


Pero el último día paso algo especial, como siempre concentrado en el suelo buscando estos deliciosos tesoros, llegó un tiempo que cada vez me es más fácil detectar, tenía las mismas sensaciones que cuando medito en la tranquilidad de mi casa.

Entonces me di cuenta, empecé a reírme de no haberme percatado antes de porque la gente es tan feliz cuando realiza esta actividad.

Primero debo introducir que la meditación es simplemente una forma de fijar la atención en una cosa para que no entren mil ideas en la cabeza. Cuando la cabeza está centrada en un solo asunto de nuestro presente, nos invaden momentos de tranquilidad. La cabeza empieza a producir una frecuencia de ondas llamada alfa ( en un estado normal de atención producimos unas ondas que llamamos beta)

Se puede meditar atendiendo a la respiración, mirando una llama, una figura geométrica....Aunque a mi cada vez me gusta más la meditación dinámica, estar presente en las acciones que haces. Cuando corres, corres...Si estás cocinando, estás en ello, solo existe tu cocina....Y cuando estás cogiendo setas, pues coges setas, no existe en ese momento nada más importante en tu mundo.

Hoy es la meditación que te recomiendo, vete a un paraje natural, y entre pinos y ríos, buscas estos deliciosos manjares, podrás encontrar o no, ya me contarás, pero te aseguro que tu cabeza estará concentrada en buscar y no recordarás la hipoteca, los problemas de pareja, el trabajo....

Todos meditamos muchas veces sin que seamos muy conscientes de ello al estar centrados con nuestra atención en algo.

Si no puedes ir a por setas, busca cualquier actividad, ya sea hacer la casa,conducir, planchar, jugar al tenis, caminar.... céntrate en el momento , en tu cuerpo, en tus sentidos, y durante ese tiempo tendrás sin duda paz y felicidad, ya que la cabeza no estará a los mandos con el piloto automático.


Si quieres puedes entrar aquí y conocer más sobre la meditación