Seguir por email

martes, 13 de noviembre de 2012

UNA FORMA DE HABLAR CON LA VIDA

Quiero compartir contigo dos oraciones, o mas bien una forma de hablar con el universo, para mi es la forma de pedir y generar  mi realidad espero que ambas oraciones te iluminen


Este es el estilo de comunicación que me gusta tener con "la vida"


"Que yo rece no para ser preservado de los peligros, sino para encararlos de frente.

Que yo no pida de ninguna manera el apaciguar de mi sufrimiento, sino el coraje necesario para superarlo.

Que yo no cuente de manera alguna con los atajos en el campo de batalla de la vida, sino con mi propia fuerza.

Que yo no implore de manera alguna con miedo a ser salvado, sino que tenga fe en la paciencia para conquistar mi libertad.

Concédeme no ser ingrato, sabiendo que a tu sabiduría debo mis éxitos

Pero si sucumbo,por favor, que tu mano me socorra"



Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor. 

Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón. 
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión. 
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad. 
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe. 
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza. 
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz. 
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría. 



Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, 
ser comprendido, cuanto comprender, 
ser amado, cuanto amar. 



Porque es dándose como se recibe, 
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo, 
es perdonando, como se es perdonado, 
es muriendo como se resucita a la vida eterna.




sábado, 10 de noviembre de 2012

¿Aprendes por aspiración o por desesperación?

Aunque lo intuía hace tiempo, ahora ya puedo asegurar que aprendemos de dos formas principales:
Por aspiración, o lo que es lo mismo, por metas e ilusiones que nos apasionan
Por desesperación, hay un acontecimiento traumático en nuestra vida ya sea porque nos pasa directamente o de una manera cercana que nos mueve al cambio.

Esto es algo que si recuerdas siempre nos han comentado nuestros profes, padres y abus "Puedes aprender por las buenas o por las malas"

Creo que aprender por las buenas implica dejar muchas cosas para ir hacia lo que realmente nos pide el corazón, pero esto claro, implica tener mucha valentía, y aquí normalmente siempre encontramos algún argumento que nos autoexcusa de ir a por nuestros sueños.

Aprender por desesperación "por las malas" implica bastante mas sufrimiento, pero el meneo que nos mete la vida es una ayuda de un valor  inestimable, ya que nos impulsa a mirar dentro de cada uno, a revisar nuestra escala de valores y a relativizar las cosas que cada día nos suceden.

Sería fantástico como decía Coelho tener claras nuestras metas y pasiones,e ir hacia ellas para que todo el universo conspirara a nuestro favor.

Pero hoy voy a hablarte de el otro camino, del de la tormenta. En algunos casos la misma la propicia la enfermedad y la posibilidad de perder la vida o funciones vitales del cuerpo, lo que es un gran aporte para revisar que queremos obtener de nuestro paso por el planeta tierra.
En otras ocasiones la tormenta la produce la posibilidad de perder algo a lo que estamos apegados, puede ser el trabajo, un familiar, una persona querida, quizá una mascota...


La verdad es que las formas que tiene la tormenta de encontrarnos son innumerables, eso si, dependen de que es lo que más afecta a cada uno. Quiero decir con esta última idea, que la vida nos busca donde sabe que nos va a encontrar.A algunos les deja en la ruina porque sabe que eso le moverá, pero esa misma situación no producirá el mismo efecto en otras personas que requerirán de otro tipo de "meneo".

Estoy convencido de que todo el mundo tiene un gran tormenta al menos una vez en la vida( de que tendrás tormentillas no creo que tenga que convencerte), espero que sepas aprovecharla para bien cuando te toque a ti.

No decaigas en la adversidad, ya que después de la tormenta siempre viene la calma, una calma que si sabes valorar, dejará tu vida en una situación mucho mejor que antes del aprendizaje por desesperación.

Y recuerda también puedes aprender por aspiración, entonces la gran tormenta ya no será necesaria.


viernes, 9 de noviembre de 2012

¿ESTAS SEGURO DE QUE NECESITAS VER LAS NOTICIAS TODOS LOS DÍAS?



Hace ya tiempo que decidí informarme lo menos posible a través de telediarios (no lo veo prácticamente nunca) y prensa. Esta decisión ha resultado ser un fantástico acierto, ¿Porqué?. Por que hoy que tenía algo de tiempo libre me he puesto a leer el periódico, una sucesión de noticias de guerras, crisis, muerte destrucción, desahucios...me ha provocado una ansiedad que me ha costado quitarme unos minutos.
Este mal ratillo, me ha hecho corroborar que cada día dejo de sumar por este motivo factores estresantes que la verdad no necesito al elegir lo que quiero que entre en mi cabeza.

Cada vez que vemos o escuchamos noticias de este tipo nos estresamos, con todas las reacciones mentales y físicas que esto conlleva (bajada de defensas, se cierra el estómago, se tensan los músculos,sentimos miedo, ira ,frustración ...) Cada día nos regalamos una dosis venenosa de todas estas sensaciones, y todo por querer enterarnos cada pocas horas de lo supuestamente mal que está el mundo (a mi personalmente me parece que el mundo cada vez está mejor para que nos demos cuenta definitivamente de que debemos entrar dentro de nosotros mismos para ver que le queremos pedir a la vida)

Mi consejo de hoy es que dejes de ver el telediario (, o mejor aun convierte la comida en una acto social donde te puedas enterar de como va la vida de la gente que quieres, si estas solo hay muchas series de risa...), que escuches en la radio música o programas como pensamiento positivo (ABC.radio) y que pases de la prensa o webs que te produzcan estrés.

Superada la ansiedad de los primeros días en los que creerás que estar desinformado te aleja del mundo, descubrirás lo fantástico que resulta elegir vivir con paz y lo que esto conlleva (ganas de disfrutar de la gente,  ganas de sonreír al que te cruzas, optimismo para el futuro, cuerpo más sano, pensamientos más felices, atención enfocada en lo que quieres y no en lo que no deseas....)

De ti depende lo que quieres pensar y sentir.

domingo, 4 de noviembre de 2012

LA GENTE MEDITA...PERO NO LO SABE!!!

Como buen soriano he realizado ya alguna escapada al monte a coger setas.
Mi tierra es un auténtico paraíso de boletus y níscalos


Pero el último día paso algo especial, como siempre concentrado en el suelo buscando estos deliciosos tesoros, llegó un tiempo que cada vez me es más fácil detectar, tenía las mismas sensaciones que cuando medito en la tranquilidad de mi casa.

Entonces me di cuenta, empecé a reírme de no haberme percatado antes de porque la gente es tan feliz cuando realiza esta actividad.

Primero debo introducir que la meditación es simplemente una forma de fijar la atención en una cosa para que no entren mil ideas en la cabeza. Cuando la cabeza está centrada en un solo asunto de nuestro presente, nos invaden momentos de tranquilidad. La cabeza empieza a producir una frecuencia de ondas llamada alfa ( en un estado normal de atención producimos unas ondas que llamamos beta)

Se puede meditar atendiendo a la respiración, mirando una llama, una figura geométrica....Aunque a mi cada vez me gusta más la meditación dinámica, estar presente en las acciones que haces. Cuando corres, corres...Si estás cocinando, estás en ello, solo existe tu cocina....Y cuando estás cogiendo setas, pues coges setas, no existe en ese momento nada más importante en tu mundo.

Hoy es la meditación que te recomiendo, vete a un paraje natural, y entre pinos y ríos, buscas estos deliciosos manjares, podrás encontrar o no, ya me contarás, pero te aseguro que tu cabeza estará concentrada en buscar y no recordarás la hipoteca, los problemas de pareja, el trabajo....

Todos meditamos muchas veces sin que seamos muy conscientes de ello al estar centrados con nuestra atención en algo.

Si no puedes ir a por setas, busca cualquier actividad, ya sea hacer la casa,conducir, planchar, jugar al tenis, caminar.... céntrate en el momento , en tu cuerpo, en tus sentidos, y durante ese tiempo tendrás sin duda paz y felicidad, ya que la cabeza no estará a los mandos con el piloto automático.


Si quieres puedes entrar aquí y conocer más sobre la meditación 

jueves, 20 de septiembre de 2012

EMPIEZA MI TEMPORADA !!!!

Querido amigo, aunque durante un tiempo he estado ausente de las publicaciones en la red, regreso con toda la fuerza y entusiasmo que me han dirigido durante estos últimos años.

Se que todo tiene su tiempo y ritmo, así que esta vez predicando con el ejemplo, he revisado el pasado para planificar mi futuro. He abonado la tierra y preparado el terreno para que mi ayuda llegue lo mejor posible a todo aquel que quiera acceder a la misma. Cada vez me siento mas capacitado para entregar el conocimiento y experiencia que voy acumulando gota a gota en el mundo del crecimiento personal y la salud, es por ello que esa entrega debe hacerse cada vez con más sabiduría, para que tú puedas entenderme lo mejor posible y que el caminar juntos te ayude a hacer mejor tu vida...y por supuesto la mía.

Durante estos meses de "cierto retiro" he conocido a mucha gente muy interesante y he tenido tiempo para trabajar mis campos de mejora (cuanta mas conciencia voy teniendo, mas cosas veo que puedo mejorar y mas claro me van quedando mis talentos y defectos).

Estoy convencido de que hasta julio de 2013 viene un periodo apasionante de cambio. Se que tendremos momentos muy duros, pero cuando la vida pide cambio (y como lo está haciendo ahora!!!) , es necesario plantearse que cosas queremos realmente y  que debemos dejar marchar. Esto querido amigo/a es muy duro, ya que estamos aferrados a nuestras seguridades y apegos. Aunque de verdad te digo que no estoy debatiendo si habrá cambio en tu vida o no (eso lo tengo claro) lo que te planteo es si ese cambio lo harás por las buenas o por las malas, he ahí tu gran elección.

El primer paso es ir hacia adentro, después de eso toda lo que hay a nuestro alrededor se puede tomar con más paz. ¿Estas dispuesto a mirar dentro de ti? ¿Ya sabes que es lo que te apasiona en la vida? ¿Tienes un plan para conseguir tu felicidad? ¿Conoces herramientas que te ayuden en este camino como la meditación, el eft, el reiki, la relajación...etc?

Es el momento de que te hagas responsable de tu vida, la culpa de las coas que te pasan no la tienen los demás, tu eres responsable de tu destino. Entender esto es la entrada a un mundo donde no hay límites a tu grandeza, donde todo es posible.


Os invito a seguir mis propuestas tanto en www.davidserrato.es como en www.relajatesoria.com

David



jueves, 23 de agosto de 2012

Para tu reflexión interna


Un periodista le hizo una entrevista al Dalai Lama, al entrar en la habitación le preguntó: ¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad? A lo que él respondió: 
Que se aburren de ser niños y quieren crecer rápido, para después desear ser niños otra vez. 
Que desperdician la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud. 
Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro. 
Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido....... 
Quedé en silencio un rato y le dije: Pero, ¿cuáles son las lecciones de vida que debemos aprender? 
Y con una sonrisa respondió: ... 
Que no pueden hacer que nadie los ame, sino dejarse amar, que lo más valioso en la vida no es lo que tenemos, sino a quien tenemos, que una persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos y que el dinero puede comprar todo menos la felicidad...   
Que el físico atrae pero que la personalidad enamora 
Que quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido, y que quien hace mal algún día recibirá su merecido. 
Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien. Si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas. Recuerda, a veces a quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias! 
Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. 

martes, 21 de agosto de 2012

Optimismo e Ilusión

Este vídeo de Emilio Duro tiene ya algún tiempo, pero sigue mostrando fuerza, aprendizaje...y además es muy divertido!!! Pincha aquí para verlo

domingo, 17 de junio de 2012

Somos buenos por esencia!!!

Hay algo que cada vez tengo mas claro, tengo una fe-certeza de que todos los humanos somos buenos por naturaleza. Todos buscamos sentirnos valorados,sentirnos queridos, tener paz y las necesidades básica cubiertas. Cuando estos factores se dan puedes viajar por el mundo, y da igual donde estés, es fácil encontrar esta esencia de bondad. Es una lástima que los medios de comunicación insistan en mostrar solo nuestras miserias y lado oscuros, hay un fantástico lado de luz que no acabo de entender porque no se muestra mas en los medios.
Mis lecturas, charlas y viajes por muchas partes del mundo (Peru, Bolivia, República Dominicana,Marruecos, Ucrania,Venezuela, México, Francia,Portugal,Alemania, Cuba, Bélgica....)me hacen tener una idea bastante clara de porque a veces olvidamos nuestra esencia:

1º Cuando se ve amenazado un miembro de nuestra familia o sus necesidades básicas (techo, comida,educación,sanidad,derechos fundamentales...)
2º Cuando se ven amenazadas nuestras necesidades básicas
3º Cuando se ve en peligro nuestro sistema de vida

En estos casos solemos intentar competir y luchar con los demás por la supervivencia y olvidamos que somos seres sociales y que nuestro camino mas eficiente implica usar la cooperación y el trabajo en equipo.

Cuando estamos con nuestras necesidades básicas cubiertas (no importa tanto no tener un BMW y un chalet en la playa de verdad) lo que el cuerpo nos pide es disfrutar, bailar.....no t pierdas este video de Matt, el entiende este mensaje y se dedica a viajar por todo el mundo haciendo un baile improvisado donde se le une gente y consigue sacar la esencia de lo que somos gente buena y feliz!!!


UNA JOYA DE ESCRITO SOBRE LA SALUD Y LA ENFERMENDAD

Tengo que agradecer a gente como a Marian que me regale el envío de escritos de esta calidad, después de leerlo solo me quedan palabras de admiración para Fernando Callejón, que es capaz de poner en negro sobre blanco hacia donde va la nueva tendencia de la salud. Magnífico!!!

Vamos ya con su escrito:

"En algún momento de nuestra vida, quizás no todos, pero sí la mayoría, sufrimos una enfermedad. El concepto que tenemos sobre ella no es un pensamiento más. Es una creencia, la de estar poseídos por una fuerza que no nos pertenece y que nos ataca. Si bien esta creencia es universal, no todos la vivimos de la misma forma. En occidente, ha sido reforzada por la presencia de un sistema médico que ha obtenido un gran poder que lo halegalizado colectivamente.

Podemos decir que la enfermedad es un invento. Como la luz eléctrica. La luz siempre existió pero lo que hizo el hombre fue poder manejarla y eso le dio poder. El malestar orgánico o emocional siempre existió pero lo que hizo la medicina fue clasificarlo y eso le dio poder. La creencia sobre la enfermedad no solo es la de una fuerza que nos ataca sino que a partir de esa clasificación, es la de una fuerza que un grupo de personas (los científicos-médicos) puede dominar. O por lo menos ostenta un saber sobre ella y puede ejercer influencia sobre su evolución.

Esta influencia ha crecido desproporcionadamente en relación al saber. Actualmente las llamadas enfermedades son desmesuradamenteinfluenciadas por la acción médica sin que haya un saber que sustente lógicamente esa influencia. Se actúa sobre ellas sabiendo muy poco sobre elorigen de la enfermedad y mucho menos sobre el sentido de la misma.

Pensemos en un simple resfriado. Se atribuye a un virus pero no se lo combate a él sino al resfriado. Se lo trata de abortar. Se usan antihistamínicos para que las secreciones disminuyan y muchas veces antibióticos porque se habla de alergias bacterianas o complicaciones infecciosas imposibles de comprobar. Esta metodología que influencia el curso de la enfermedad se basa en la misma teoría que sostiene que el sol gira alrededor de la tierra; la observación superficial de un fenómeno sin preguntar nada sobre las características del objeto sobre el cual el fenómeno actúa. Si la física dependiera de los médicos, hoy seguiríamos creyendo que a la mañana el sol está en el este porque a la tarde giró alrededor nuestro.

Pensemos en un tumor. Un pedazo de carne que sobra. Los métodos médicos que influencian su destino se basan en la misma teoría de observación superficial y de ausencia de preguntas sobre las características del sujeto enfermo. El pedazo de carne está de más y hay que eliminarlo. Si no se puede con cirugía, se arrasa con drogas o radiaciones. Los físicos no manejan la medicina y los médicos terminan por creer que una resonancia magnética es una observación profunda. Se sigue observando el fenómeno y no la naturaleza ni el sentido del fenómeno.

Es así que ahora hay dos creencias: el malestar es una fuerza que viene de afuera y se puede influenciar sobre esa fuerza con un saber que se llama científico.

Volvamos al resfriado. Pensemos que quizás no es un virus el que lo produce (la fuerza externa) sino que es una de las formas que tiene el organismo de descargarse de una tensión que lleva demasiado tiempo acumulada. No hay fuerza externa. Los virus ya estaban y uno no se contagia de nadie sino que son ellos los que comandan esta forma de descargarse. Esto no significa que no haya virus extraños al organismo y éste intente rechazarlos porque no los reconoce. Los virus son cadenas de información y si traen una información extraña e irreconocible, el organismo se niega a aceptarla y se produce el rechazo de la misma. Pero esto no es lo que ocurre en un resfriado común. Allí hay problemas territoriales y las mucosas se inflaman para obstruir las narinas y no respirar el mismo aire que el enemigo. Los bronquios expulsan moco para escupir al invasor. Los músculos duelen para retirarse de la lucha. Y allí los virus son excelentes colaboradores para generar este estado inflamatorio que si bien es molesto, logra que el ser vivo se aísle y recupere su bienestar. La medicina en lugar de entender esto, ataca los síntomas para que el sujeto vuelva a la cadena de producción lo más pronto posible. Los médicos se comportan como aliados de un poder que exige productividad sin interesarse por la verdadera recuperación del cuerpo enfermo. El paradigma del agente externo como causa siempre presente de la enfermedad sirve a los mismos fines. Si hay un agente externo debe haber un poder que lo pueda combatir. Y ese poder es la científica  medicina.

Quizás si esto hubiera quedado allí, tendríamos esperanzas de salir de esa trampa. Pero lamentablemente, la influencia de la acción médica sin un saber lógico que la sustente, generó tantos nuevos saberes vacíos, que estamos atrapados en una red que se retroalimenta de otras disciplinas y de otros saberes. La religión, la filosofía, la psicología, aportan nuevos saberes a esta interminable creencia de la enfermedad como fuerza externa y a la existencia de un grupo que tiene un saber sobre ella.

Escuchamos conceptos que parecen valiosos: -Debemos aceptar la enfermedad si vamos a luchar contra ella.- -La enfermedad es poderosa pero más poderosa es la salud-. -La salud es el silencio de los órganos-. -La enfermedad es un mal que debemos saber combatir-. ¿Quién podría negar el valor de esas frases?. Sin embargo, no sirven de nada. Son saberes que se basan en una creencia vacía. Y no porque no se pueda defender esa creencia.Sino porque ya no sirve más.

En este contexto, nos han quitado la libertad de elegir. En la historia de la humanidad, siempre hubo bandos, romanos y griegos, árabes y españoles, buenos y malos, perversos y normales, nazis y judíos. El ser humano podía optar, aún cuando esa opción fuera equivocada. Ahora es imposible elegir ya que se trata de nosotros o los virus, enemigos invisibles que destruyen a todos, sin excepción. Las organizaciones mundiales encargadas de la salud avisan que futuras pandemias son inevitables y elaboran mapas con colores cada vez más intensos y tenebrosos. La humanidad toda enfrenta al enemigo invisible y no hay opción. Por primera vez, en cientos de años, se está tomando conciencia que no es la tierra la que está en peligro sino esta especie que se ha creído excepcional y que ahora viene a enterarse que su desaparición es posible. La génesis de Adán y Eva ya no calma los temores de una especie que ha inventado el concepto de enfermedad y ahora el concepto en sí mismo la está arrasando. La fuerza externa que nos viene a destruir supera ampliamente el saber autorizado del grupo de personas que la combate. El concepto se escapó de las manos y tiene vida propia. La gente ya no se muere de la enfermedad sino del miedo que el concepto inventado le genera. El miedo no da tiempo a que la enfermedad actúe y nos mate ya que crea por sí mismo una realidad mortal. Así lo relata el cuento sufí:

-Un sabio sentado en la cumbre de una montaña, ve pasar una sombra y pregunta: ¿Quién eres?. La sombra le contesta -Soy la peste-. ¿Adonde te diriges? -A matar mil personas de ese poblado-. Bueno, ve y mata. A los pocos días, el sabio se encuentra con un hombre y le pregunta ¿De donde vienes? - Huyo de aquel poblado que ha sido atacado por la peste y ha matado treinta mil personas- Bueno, ve y huye. A las pocas horas, vuelve a pasar la sombra y el sabio lo detiene. Oye tú, me has engañado, dijiste que matarías mil personas y has matado treinta mil. ¿Porqué?. La peste le responde- No es cierto, yo solo maté mil personas, el resto, murió de miedo.-

Como médico he presenciado muchas veces el fenómeno de una persona que en pleno estado de salud y por hallazgos casuales (pruebas de rutina o un médico demasiado inquisidor) ha sido diagnosticada de un tumor en hígado, pulmón o mama. A los pocos días de ese hallazgo, el estado de salud había empeorado dramáticamente. He visto a algunas personas morir en poco tiempo luego del diagnóstico. Eso es miedo, no es cáncer. Ese es el concepto que se le ha escapado de las manos al grupo de científicos que ostenta el supuesto saber de la enfermedad. Y ese concepto se ha desbordado y ha creado una realidad autónoma entre otras cosas, porque se ha colectivizado. Se ha vuelto un saber popular. ¿Quien no ha escuchado alguna de las siguientes frases?: -El cáncer de páncreas, cuando te lo diagnostican ya es demasiado tarde-; -la quimioterapia te mata las células malas pero también las buenas-; -yo sé que me voy a morir, lo que no quiero es sufrir-; -nunca conocí a nadie que se salvara-; -la enfermedad avanza-; -hay que hacer algo- y tantas otras. El saber colectivo sobre la enfermedad no se diferencia mucho del saber de los médicos, muchos de los cuales jamás se harían (y lo dicen públicamente) el tratamiento que le indican a los pacientes.

Actualmente se escuchan muchas voces que cuestionan este concepto de la enfermedad pero la mayor parte de las veces son ignoradas, reprimidas o tergiversadas.

Es en este contexto que debemos dejar de pensar en nuevos instrumentos contra la enfermedad para comenzar a pensar en un nuevo concepto de la enfermedad. Se gastan miles de millones de dólares en investigar y producir drogas cada vez más nocivas para la salud de la humanidad y no cesan de aparecer variantes de la misma enfermedad que no responden a esas drogas o las llamadas nuevas enfermedades sobre las que ni siquiera se tiene alguna droga con la que experimentar.

La ciencia se nota perdida y actúa sin lógica. Solo intenta sacarse de encima un problema inmediato sin pensar en las implicancia futuras de su proceder. No interactúa con el resto de la sociedad que mira azorada la injusticia del poder del que participa. El gobierno que invierte doscientos mil millones de dólares anuales en productos farmacéuticos es el mismo que gasta tres millones de dólares por minuto en armas, mientras deja morir quince niños de hambre en esa misma cantidad de tiempo. La ciencia médica usa el mismo presupuesto manchado de sangre e injusticia. Y en esa confusión trata a los virus con la misma filosofía del gobierno que la sustenta: usa armas mortales.

Es justamente ese nuevo concepto de la enfermedad, el que nos va a permitir salir del atolladero en el que el viejo concepto nos ha metido. Si luchamos contra la enfermedad, luchamos contra el mensaje que pretende curarnos. Cuando una mujer se nota un bulto en la mama, debe parar toda actividad y preguntarse qué le viene a decir ese bulto. Y si no lo sabe, debe recurrir a alguien que la ayude a interpretar ese mensaje. No debe salir corriendo en busca de ese personaje que detenta un saber sobre la enfermedad porque eso la cristaliza en el viejo concepto. Y a partir de allí, solo puede esperar que se instale una guerra en su cuerpo. Y el bulto no vino a declarar la guerra sino a evitarla. Y no es que no debe hacer nada o curarse psicológicamente. Debe instalar la paz en su vida porque el bulto así se lo está exigiendo. Y eso no es poco pero es mucho más de lo que la medicina pretende con su viejo concepto de instalar una guerra entre el cuerpo de esa mujer y-.el cuerpo de esa mujer.

Los poseedores del saber sobre la enfermedad se escandalizarán ante semejante propuesta. -¡No hay tiempo que perder!; ¡Si no actuamos ahora, su vida corre peligro!- Y comenzarán a citar estadísticas no solo fraudulentas sino aterradoras. Algunos optarán por hablar de los adelantos de la ciencia y nos citarán con absoluta seriedad, los anticuerpos monoclonales, los hibridomas y la fusión entre los linfocitos B y los tumores. Suenan orgullosos de saber tanto. Y es un saber vacío porque es eficaz contra el único mensaje que pretende curarnos. Pero además es un saber corrupto, montado en la sangre de millones de seres humanos, que en lugar de salvar sus vidas, las pierden definitivamente.

No es una lucha entre los que saben y los que no sabemos. Es una lucha entre dos conceptos; el de una humanidad que se destruye a sí misma y el de una humanidad que pretende sobrevivir.
La mujer del bulto en la mama deberá elegir y optar por quimioterapia, radioterapia y cirugía y así seguir avivando el viejo concepto que nos está destruyendo o podrá hacer un verdadero cambio en su vida y dejar de sufrir por su hija que la ignora o por su esposo al que no ama. En ese cambio,habrá entendido el mensaje de ese bulto que viene a decirle: -¡No pongas más el pecho!; ¡Deja de ser madre y acepta ser mujer!; ¡Libérate de ese hombre al que no amas!-

-¿Pero quien me da las garantías de que el bulto no crecerá o que sus células se irán a mi cerebro o a mis huesos?-, dirá la mujer envuelta en las informaciones científicas pero a la vez en la realidad de conocer a tanta gente que sigue ese camino. -Nadie-se le responde-absolutamente nadie-. Desde el viejo concepto (la enfermedad como fuerza que nos destruye), se le citarán estadísticas sobre lo que le podría pasar si no hace lo que el grupo que sabe le dice que haga. Desde el nuevo concepto (la enfermedad como mensaje para sobrevivir), se le pedirá confianza en que si hace los cambios que debe hacer, se curará. No parece ser muy interesante la opción.

Es así que la mayor parte de la gente opta por intentar hacer las dos cosas o parte de ellas o casi ninguna de ellas. O lo que sucede con frecuencia, opta por el viejo concepto y cuando ya no obtiene respuesta de él, se vuelca al nuevo concepto. ¡Cuánto miedo!

Filosóficamente, cualquiera de estas opciones viola uno de los principios en los que se funda la realidad, el de la no contradicción: -Una cosa no puede ser y no ser a la vez-. Llamativamente, buena parte de los médicos del viejo concepto están apoyando estas opciones como si con ello colaboraran con la salud del paciente.

Sin embargo, esa es la realidad. El psicoterapeuta Mario Litmanovich dice claramente -¡Necesitamos médicos sin miedo!; esa es la única manera de salir del atolladero-. Creo también que necesitamos pacientes sin miedo.

Es desde este lugar que proponemos el milagro de la curación. Milagro viene del latín y su origen es asombrarse. Curación proviene de cuidado. De eso se trata. El asombro de cuidarnos. De protegernos, de no quedarnos solos y sentir miedo. Allí aparece el asombro. Todos estamos entrelazados y somos la humanidad. No somos el paciente enfermo. Somos la humanidad enferma. Y entonces aparece el cuidado. La necesidad de tratarnos como almas, no como cáscaras.

El médico alemán Hamer repetía en sus seminarios una presentación que siempre culminaba con una frase: -Necesitamos médicos de manos calientes que hagan de la medicina un acto sagrado-. Allí estaba el centro de su propuesta. Sagrado siempre es citado como originado en sacrificar pero el sacre es un ave de rapiña. Y así se llamaba al halcón en épocas antiguas. Un ave sagrada cuyas uñas retorcidas le permiten sobrevivir hasta que madura y se vuelven inútiles. Allí debe tomar la decisión de arrancárselas con el pico si pretende sobrevivir. Si lo hace, vive una nueva vida, una nueva oportunidad de ser joven y sagrado.

El milagro de curarnos es eso. Volver a nacer fuera de nuestros roles y percibirnos como almas que se relacionan con almas. Dejar de ser hijos, esposos, madres, padres, médicos, abogados, exitosos, fracasados o perversos. Y renacer como almas con cuerpos que son usados, no descuidados.

Para ello, estamos acá. No para descubrir vacunas sino para tomar conciencia.

De lo que somos y hacia donde vamos."

Autor: 
Fernando Callejón

miércoles, 6 de junio de 2012

TODOS TENEMOS UNA HISTORIA DE AUTOSUPERACIÓN.COMPARTO CON VOSOTROS MI ÚLTIMO ARTÍCULO ESCRITO PARA LA PRENSA.


Todos tenemos historias de autosuperacion que compartir con el mundo. Creo que cuanto mas puedan ayudar a otras personas que puedan caminar por el mismo camino, mas compromiso tenemos de compartir nuestras experiencias.
En mi caso hace 3 años y medio, me fue detectado un cáncer del sistema linfático en estadío 4. Ese es el inicio de mi historia, ya que desde ese momento cambió para mi el color del cristal con el que miraba la vida.
Tras enfrentarme a los miedos e inseguridades de estar ante tal diagnóstico, me lance a buscar mi leyenda personal. Mi objetivo era recuperar totalmente mi estado de salud sin usar los tratamientos tradicionales de radio y quimio. 
Gracias a mi hermana, ya tenía algunos conocimientos sobre otras medicinas alternativas, a lo que uní una investigación continua en mi persona con otras técnicas y perspectivas. Curso tras curso, lectura tras lectura y búsqueda tras búsqueda en internet, he formado un método de entender, mejorar y mantener la salud cuya éxito queda de manifiesto en mi remisión espontánea de la enfermedad si usar ningún tipo de terapia convencional. 
Pero mi historia va mucho mas allá de descubrir un método de sanación natural, la gran enseñanza que esta historia depara es la de que la enfermedad es un gran aliado que aparece para decirnos que algo no marcha bien en nuestra vida, porque hacemos algo que no nos hace bien, o porque omitimos hacer lo que nuestra intuición nos pide.
Personalmente tengo la suerte de entender que la enfermedad es un maravilloso maestro, al que si sabemos escuchar, hace mejorar la calidad de nuestras vivencias de manera exponencial.
El linfoma ha conseguido en mi caso, hacerme tener mas ganas de vivir que nunca, mejorar y definir mis prioridades, ser mas agradecido a muchos pequeños detalles y aprender que el equivocarse no es errar, es simplemente el paso anterior a volverse a levantar, para con la experiencia aprendida enfrentrarse con mayores posibilidades de éxito a una nueva aventura.

Volviendo a la técnica de sanación para resumir un poco en que consiste, hay que saber que las faltas de salud vienen de dos vías:
<Factores externos: producido por un traumatismo, una herida o algo que nos envenena (alimentación, radiaciones, productos químicos...). Son los mas fáciles de tratar, ya que hay que eliminar y afrontar el factor que produce el problema de salud
<Factores internos: son la gran mayoría de los casos. Nuestras emociones producen somatizaciones. Un ejemplo sería el estrés que produce una úlcera de estómago. Hay una gran bibliografía que relacionan causas y efectos. El objetivo reside en saber determinar cual es la raíz del problema, y no centrarse solo en apaciguar los síntomas.

Mi camino para tratar esto factores internos se cimentó en una alimentación alcalina, reiki, relajación, visualización y meditación. Todo esto con el objetivo de ayudar a tener lo mas funcional posible nuestro sistema inmunológico, ya que el mismo puedo con todo. 
Estos son los tres grandes secretos que quiero compartir: 
SOMOS LOS RESPONSABLES DE LA PERDIDA Y RECUPERACIÓN DE NUESTRA SALUD
HAY QUE LLEGAR A LA CAUSA EMOCIONAL QUE PRODUCE LA FALTA DE SALUD 
HAY QUE POTENCIAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO PARA QUE EL CUERPO SE CURE POR EL MISMO DE CUALQUIER ENFERMEDAD.

En la actualidad estoy dedicado a dar charlas y talleres sobre estos temas a través de relajatesoria.com, lo que comparto con mi trabajo como profesor de educación física e informática, y mi labor de subdirector del centro de alto rendimiento deportivo CAEP Soria. 
Gracias a Dios, cada vez el número de personas que acude a mis charlas para entender esta forma de ver la vida aumenta. Este es un momento de la historia para abrirse a nuevos paradigmas de entender la vida, este enfoque de la salud es una forma de hacerlo, una forma de tomar las riendas de nuestra vida y ser responsables de nuestro presente y destino.

domingo, 3 de junio de 2012

Una historia que compartir

Queridos amigos, comparto con vosotros un artículo que he remitido para una petición que tenía de la prensa, no se si finalmente verá la luz en ese medio, pero mientras tanto aquí os lo dejo.



Todos tenemos historias de autosuperacion que compartir con el mundo. Creo que cuanto mas puedan ayudar a otras personas que puedan caminar por el mismo camino, mas compromiso tenemos de compartir nuestras experiencias.
En mi caso hace 3 años y medio, me fue detectado un cáncer del sistema linfático en estadío 4. Ese es el inicio de mi historia, ya que desde ese momento cambió para mi el color del cristal con el que miraba la vida.
Tras enfrentarme a los miedos e inseguridades de estar ante tal diagnóstico, me lance a buscar mi leyenda personal. Mi objetivo era recuperar totalmente mi estado de salud sin usar los tratamientos tradicionales de radio y quimio. 

Gracias a mi hermana, ya tenía algunos conocimientos sobre otras medicinas alternativas, a lo que uní una investigación continua en mi persona con otras técnicas y perspectivas. Curso tras curso, lectura tras lectura y búsqueda tras búsqueda en internet, he formado un método de entender, mejorar y mantener la salud cuya éxito queda de manifiesto en mi remisión espontánea de la enfermedad si usar ningún tipo de terapia convencional. 
Pero mi historia va mucho mas allá de descubrir un método de sanación natural, la gran enseñanza que esta historia depara es la de que la enfermedad es un gran aliado que aparece para decirnos que algo no marcha bien en nuestra vida, porque hacemos algo que no nos hace bien, o porque omitimos hacer lo que nuestra intuición nos pide.
Personalmente tengo la suerte de entender que la enfermedad es un maravilloso maestro, al que si sabemos escuchar, hace mejorar la calidad de nuestras vivencias de manera exponencial.

El linfoma ha conseguido en mi caso, hacerme tener mas ganas de vivir que nunca, mejorar y definir mis prioridades, ser mas agradecido a muchos pequeños detalles y aprender que el equivocarse no es errar, es simplemente el paso anterior a volverse a levantar, para con la experiencia aprendida enfrentrarse con mayores posibilidades de éxito a una nueva aventura.

Volviendo a la técnica de sanación para resumir un poco en que consiste, hay que saber que las faltas de salud vienen de dos vías:
<Factores externos: producido por un traumatismo, una herida o algo que nos envenena (alimentación, radiaciones, productos químicos...). Son los mas fáciles de tratar, ya que hay que eliminar y afrontar el factor que produce el problema de salud
<Factores internos: son la gran mayoría de los casos. Nuestras emociones producen somatizaciones. Un ejemplo sería el estrés que produce una úlcera de estómago. Hay una gran bibliografía que relacionan causas y efectos. El objetivo reside en saber determinar cual es la raíz del problema, y no centrarse solo en apaciguar los síntomas.

Mi camino para tratar esto factores internos se cimentó en una alimentación alcalina, reiki, relajación, visualización y meditación. Todo esto con el objetivo de ayudar a tener lo mas funcional posible nuestro sistema inmunológico, ya que el mismo puedo con todo. 

Estos son los tres grandes secretos que quiero compartir: 
SOMOS LOS RESPONSABLES DE LA PERDIDA Y RECUPERACIÓN DE NUESTRA SALUD
HAY QUE LLEGAR A LA CAUSA EMOCIONAL QUE PRODUCE LA FALTA DE SALUD 
HAY QUE POTENCIAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO PARA QUE EL CUERPO SE CURE POR EL MISMO DE CUALQUIER ENFERMEDAD.

En la actualidad estoy dedicado a dar charlas y talleres sobre estos temas a través de relajatesoria.com, lo que comparto con mi trabajo como profesor de educación física e informática, y mi labor de subdirector del centro de alto rendimiento deportivo CAEP Soria. 

Gracias a Dios, cada vez el número de personas que acude a mis charlas o a las de personas con una forma similar de actar. Este es un momento de la historia para abrirse a nuevos paradigmas de entender la vida, este enfoque de la salud es una forma de hacerlo, una forma de tomar las riendas de nuestra vida y ser responsables de nuestro presente y destino.




martes, 15 de mayo de 2012

CONFERENCIAS GRATUITAS - CÁNCER: ENTENDER LA ENFERMEDAD PARA CURARLA

Tres testimonios de sanación sin cirugía ni quimioterapia


La vida tiene muchas fantásticas sincronicidades, una de ellas fue la de unir a tres personas de manera casual, ese bello accidente dio el fruto de una bonita amistad, que comparte entre muchas otras cosas, tres historias diferentes con un denominador común, la de curar un cáncer sin quimio,radio ni cirugía.
Todos partíamos de una misma base, la de que si entiendes la enfermedad, puedes curarla, y todos llegamos a una misma meta, la curación y la vuelta a nuestro estado natural de salud.
Los tres sanamos desde una nuevas perspectiva tres cánceres: de pecho, de colón y del sistema linfático.
Es importante entender que no somos unos iluminados que vendemos un remedio milagroso, nuestra suerte y nuestro camino lo comparte bastante mas gente, y de todos nosotros se puede obtener un mensaje claro:
"Hay otro camino mucho mas racional para sanar el cáncer, mucho mas natural y que implica mucho menos sufrimiento"
Eso si, este camino implica mucho compromiso con uno mismo, introspeccionar, conocerse, entender porque el cuerpo nos ha avisado y buscar las alternativas  mas adecuadas para cada uno, ya sea la alimentación, el reiki, la meditación, homeopatía, las flores de bach....las herramientas son muy numerosas, pero no son mas que un apoyo a entender, que el cuerpo nos habla para que encontremos nuestro camino en la vida, un camino de salud y felicidad, que precisa de un equilibrio entre físico, emociones, mentalidad y espiritualidad.

La misma charla se repetirá dos veces en estos escenarios:
Sábado 26 de Mayo: 17h - 20h. Sala Espacio en Blanco, calle de Mira el Sol 5, 28005 Madrid.
Domingo 27 de Mayo: 17h - 20h. Café Cósmico, calle Juan de Austria 25, 28010 Madrid.
Si tienes cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros pinchando aquí 

Esta charla puede cambiar tu vida, si te interesa o crees que puede interesar a otras personas no dudes en hacerles llegar esta información. La charla es gratuita, así que no tienes excusa si sientes la llamada a encontrar un nuevo camino hacia la salud.
Te hablaremos del cáncer pero lo que aprenderás podrás aplicarlo a cualquier tipo de enfermedad. Entenderte y buscar tu felicidad es una medicina que no puede faltar en tu botiquín

TE ESPERAMOS!!!

DOS VIDEOS FUNDAMENTALES PARA SABER QUE ESTÁ PASANDO EN ESPAÑA

lunes, 7 de mayo de 2012

EL PODER DE LA PALABRA


Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.

Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.
Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.
Las otras seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.
Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Ella se desplomó y murió.
La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.
Una vez más, la multitud de ranas le gritaba y le hacían señas para que dejara de sufrir y que simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenía caso seguir luchando.
Pero la rana saltó cada vez con más fuerzas hasta que finalmente logró salir del hoyo.
Cuando salió, las otras ranas le dijeron:"nos da gusto que hayas logrado salir, a pesar de lo que te gritábamos".
La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del hoyo. 
 
Moraleja 
1. La palabra tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento a alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo y finalizar el día.
2. Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentre desanimado puede ser lo que lo acabe por destruir. Tengamos cuidado con lo que decimos.
3. Una persona especial es la que se da tiempo para animar a otros.
Una referencia relacionada:
En la NASA, hay un póster de una abeja, que dice así:
"Aerodinámicamente, el cuerpo de una abeja no está hecho para volar; lo bueno es que la abeja no lo sabe"