Seguir por email

domingo, 29 de enero de 2012




Ya son las 12:00a.m del 30 de enero de 2012, cumplo 36 añitos!!!!
Este es el inicio que me impulsa a escribir estas pocas líneas desde la emoción y el agradecimiento de poder seguir sumando primaveras.

Seguro que mañana algún amigo me pregunta aquello de ¿qué tal llevas lo de cumplir años?, pues la verdad es que tengo la respuesta muy clara, ¡¡¡fantásticamente!!!.
Hoy me apetece compartir los sentimientos que de mi brotan en este sentido. La vida es un regalo fantástico, un pequeño suspiro, si parpadeas te la puedes perder. Si debo hacer una pequeña reflexión de mis aprendizajes de estos treintaintantos, es la de que por favor no pierdas tu presente, el pasado solo es un punto de referencia para tu aprendizaje, y el futuro no es más que el reflejo de lo que hagas ahora mismo.
Si te preocupas por cumplir años, es una pequeña llamada de atención a estar anclado a tiempos pasados, ¿quizá eches de menos tiempos en los que eras mas joven o hacías tal cosa….?.Vivir en el pasado es una fuente de estrés y sufrimiento, celebrar tus años desde el corazón te permite sentir que agradeces a la vida todas las experiencias que hasta ahora te ha dado y que sigues abierto a que siga cada día sorprendiéndote.
La única constante en el universo, es el cambio , nuestras células corporales mueren y nacen, tu forma de pensar y de ver el mundo constantemente cambian, ningún día es igual a otro…Si sabemos todo esto, ¿porqué aferrarnos a tiempos pasados que nunca a volverán?
Aceptar el cambio es vivir en el ahora, disfrutar y aprender de cada día. Si te dijeran que vas a vivir tus últimos momentos seguramente te lanzarías a realizar lo que el corazón te pidiera, pues bien, piensa que cada momento es único y no volverá otro igual, así que desde este punto de vida, la vida está acabando en cada instante, y también naciendo.
No te estoy diciendo que esto sea el país de la gominola y que todo será siempre precioso, te digo que pasan cosas que te harán sentir mal y otras que te harán sentir bien. Observa esos momentos porque cambiaran, siéntelos y aprende a escuchar lo que la vida te susurra al oído.
Somos seres espirituales (un alma) en una aventura terrestre, ese alma tiene claro que viene a aprender y explorar. Nuestra alma nos habla a través de intuiciones y sentimientos, si hacemos caso a este lenguaje nos será más fácil ir a favor de corriente, aparecerán señalas favorables y fluir será más fácil y agradable. En cambio si nos aferramos al pasado o vivimos en el futuro, nuestra alma empieza a estar incómoda y empiezan a aparecer resistencias y señales de que nos centremos en el presente y en las cosas que nos hacen sentir bien….Para esto hay que prestar atención a nuestro mundo emocional e intuiciones, que normalmente solemos dejar a favor de un mundo mental que tenemos influenciado por tantas y tantas cosas, personas y modas que somos incapaces muchas veces de identificar que es lo que queremos nosotros, no lo que los demás esperan que demos.
Hoy me siento feliz, tengo muchas ilusiones y proyectos, aparecen señales positivas que me ayudan a identificar mi camino, intento mirar con cariño todo lo que aprendí en el pasado(sobre todo de mis errores), intento centrarme en mi presente para formar un prometedor futuro, me siento muy bien, hoy mi alma me sonríe. 

1 comentario:

  1. Me gusta que te sonría tu alma, y tras leerlo me ha sonreído la mía. Gracias David por compartir con nosotros la belleza de tu interior.

    Un beso,

    Patri

    ResponderEliminar