Seguir por email

viernes, 12 de abril de 2013

4º El principio de polaridad


«Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.»
 “Este principio encierra la verdad de que todo es dual; todo tiene dos polos; todo su par de opuestos, afirmaciones que son de otros tantos axiomas herméticos. Explica y dilucida las antiguas paradojas que han dejado perplejos a tantísimos investigadores, y que literalmente decían: «La tesis y la antítesis son idénticas en naturaleza, difiriendo sólo en grado»; «los opuestos son idénticos en realidad, diferenciándose en su gradación»; «los pares de opuestos pueden conciliarse, los extremos se tocan»; «todo es y no es al mismo tiempo», «toda verdad no es sino media verdad»; «toda verdad es medio falsa», etc.”



COMENTARIO:
El calor y el frío, aunque opuestos, son realmente la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados de aquella. Mirad un termómetro y tratad de averiguar donde empieza el calor y donde termina el frío. No hay nada que sea calor absoluto en realidad, indicando simplemente ambos términos, frío y calor, diversos grados de la misma cosa, y que ésta se manifiesta en esos opuestos no es más que los polos de eso que se llama temperatura.

El valor y el miedo son la misma energía en diferente grado, lo que deberemos aprender es no permanecer en  los extremos. No es bueno tener mucho miedo (un extremo) y tampoco lo será ser “demasiado valeroso” (el cementerio está lleno de valientes dice el refrán).
Por tanto y aunque debamos ir a los extremos, lo importante es una vez conocidos buscar el equilibrio. La vida no podemos vivirla solo como negros o blancos…hay grises.

No hay comentarios:

Publicar un comentario